EN EL HOTEL REAL DE MANAGUA, NICARAGUA

EN EL HOTEL REAL DE MANAGUA, NICARAGUA


Managua, diciembre 7 al 12 del 2019: Vivir como reyes.

Para un cubano que lucha por mejorar su vida y que en eso incluye viajes fuera de Cuba con el principal objetivo de hacer compras que luego vende, el tema del hospedaje en esos destinos extranjeros siempre es su principal preocupación.

Los cubanos ya llevamos algún buen tiempo viajando a Managua, Nicaragua, en la modalidad de turismo de compras. Como sucede con otros destinos a los que viajamos fuera de nuestro país, siempre el lugar donde quedarnos es una cuestión que tenemos que resolver. Y desde luego, asegurándonos de que ese hospedaje sea SEGURO, CONFORTABLE Y ECONÓMICO. En Nicaragua, mi solución fue HOTEL REAL.

Desde que haces la reservación ya sientes que es lo que necesitabas. Entonces, luego esta el día en que arribas a Managua, allí en el aeropuerto están aquellos bellos carteles anunciando Hotel Real y ves a esas serviciales personas uniformadas con pluovers y gorras que llevan el mismo anuncio de Hotel Real. Uno a uno vamos siendo localizados y llevados a los microbuses también con sus logotipos y debidamente climatizados. Todo esta bien sincronizado. Sientes instantáneamente seguridad. Los chóferes, todos ellos, siempre corteses y ayudando en cuanto le pidan. La mejor referencia que tengo para darles es mi amigo Roger, a quien personalmente le envió un saludo.

La llegada al Hotel es como una entrada triunfal donde el mismo guardia de seguridad es quien te da el primer saludo de bienvenida. No estoy hablando de un Hotel 5 estrellas para un selecto grupo de millonarios. No, pero sí estoy escribiendo de un Hotel que tiene 5 estrellas en CALOR HUMANO, ESTILO, SEGURIDAD, CONFORT y sobre todo una relación CALIDAD-PRECIO espectacular. Con instalaciones, que en el nivel de hospedaje al que podemos darnos el lujo de alcanzar los que viajamos de compras para luego vender en Cuba, están muy por encima de cualquier hostal, casa o pensión donde solemos quedarnos.

HOTEL REAL es todo lo que anuncia. Habitaciones climatizadas, Televisión por cable. Camas cómodas, baños independientes y privados dentro de la habitación con aguan fría y caliente; además de un aseo personal completo. Buena comida cubana. Guías que desinteresadamente se hacen tus amigos. Agradable sensación de placer. Algo que necesitamos para relajarnos cuando estamos lejos de casa en gestiones de compras. Y como corona de ese placer, por el mismo precio, Hotel Real, sí te brinda una piscina, siempre limpia y con agua cristalina debidamente clorada para que tu baño sea sano. También un gimnasio para que puedas hacer tus rutinas de ejercicios.

En mi caso, puedo decir que en verdad me sentí no solo como en mi casa sino como en un palacio. El personal cada día cordial y atento en su servicio. Los anfitriones, Juan y Liz, cada día presentes asegurándose personalmente de que cada uno de sus clientes se sintiera bien y a gusto. Siempre amables y tratando de que todo funcionara como un reloj a su tiempo y con calidad. Para Juan y Liz mis saludos, cariño y respetos. ¡Excelentes amigos! Mi compañera de viaje quedó impresionada. “¡Nunca antes había disfrutado así de un viaje de compras!” Expresó totalmente complacida.

Hotel Real, como muchos de sus clientes ya conocen, es un complejo de dos hoteles. Por supuesto, visité los dos edificios y pude constatar de primera mano que sus servicios son una norma constante. Y que el trato, el amor, la calidad, el confort es igual en ambos lugares. Hotel Real ubicado en Del Cine Salinas, tiene además un plus de cariño añadido, y ese valor añadido tiene el nombre de un preciosa joya: ESMERALDA. Amiga Esmeralda mi cariño y respeto para ti. Gracias por todas tus atenciones. Saludos a tu esposo. Un abrazo a los dos.

Amigos lectores cubanos que viajan a Nicaragua o pretenden hacerlo, yo les digo la verdad, he quedado totalmente complacido y con muchas expectativas, porque me quedé con todos los deseos de volver una y otra vez a HOTEL REAL.